Atención, la redacción de Ex – Mundo advierte: Este piriódico no es apto para su lectura durante la conducción de maquinaria pesada, vehículos por autovía, durante la ingestión de alimentos sólidos o en situaciones de peligro extremo. Con este aviso deseamos evitar más muertes, gracias por su atención.

viernes, 27 de mayo de 2011

Extraterrestres en el jardín.

“Los muy cabrones me estaban abonando las petunias”.

Junípero Martín, hombre de pueblo, creyente de las antiguas costumbres y aficionado a las cartas, descubrió durante la madrugada que algo se movía en su jardín. “Yo me bajé de la cama y me puse las zapatillas, escuchaba ruidos entre las plantas y creí que un par de adolescentes en celo estaban fornicando entre mis flores otra vez”.
Con su escopeta de caza y treinta años de experiencia en el tiro al pichón, Junípero se asomó por la ventana, lo que vio le dejó sorprendido.
“Yo bajé detrás de mi marido, y cuando vimos por la ventana a esos seres, casi me caigo de espalda” explica la mujer.
“Al menos eran cuatro, bajitos, feos como pegarle a un padre y desgarbados, cuando los vi me dieron ganas de matarlos, porque me daban pena” narra Junípero, mientras nos muestra el campo de aterrizaje de la nave.
Al parecer, la esposa de Junípero, agarró la cámara de fotos de la comunión de su hijo el chico y empezó a sacar fotos.





Huidizos, pequeños y bastante feos, escondidos entre las plantas del jardín estaban los muy gañanes, dispuestos a disfrutar de su alivio galáctico.





“Los muy cabrones me estaban abonando las petunias, cuando me di cuenta de que estaban como agazapados y no se movían, me fijé en sus rostros, estaban cagando en mi jardín”
Junípero abrió la puerta y efectuó dos disparos, pero la rabia hizo que le fallase el pulso y acertase de llego a un enano de jardín que falleció en el hospital esta mañana.

“Las leyes galácticas son claras, un apretón, es un apretón”.

Por lo que dijo nuestro amigo, los hombrecillos subieron a un platillo “Con forma de cosa alargada” y se elevó a gran velocidad. La experiencia de Junípero fue un factor clave cuando efectuó un nuevo disparo y se cargó los faros.
Acompañados de Junípero estuvimos viendo el lugar en que, efectivamente, los seres de otro mundo habían estado “sacando la leña al patio”. “Es una vergüenza que vengan de otro planeta a descomer en mi jardín, hace tres días, fue un guiri borracho, y anoche, esto. ¿Es que mi jardín es un baño o qué? Todos los extranjeros me hacen lo mismo”.
Efectivamente, mientras estábamos allí descubrimos que el cartero, un señor del este, se acercaba, echaba su meadita de rigor y entregaba una carta a Junípero, que delante de nosotros, la abrió.
Según aquella notificación por escrito, Junípero había cometido un delito al disparar contra aquellos pobres viajeros galácticos, debía presentarse para contar su versión de los hechos pero, según la carta “El desconocimiento de la ley, no exime de su cumplimiento, y un apretón, sea para la raza que sea, es un apretón”

video
 Los amigos del enano de jardín fallecido, nos han pedido que colguemos este vídeo dedicado a su memoria. Gustavo, no te olvidamos.


Lo que ahora preocupa a Junípero, no es la imputación de los cargos, sino que “A ver cómo llego yo ahora el martes a Alfa Centauri B, si me han dicho en la estación que no salen autobuses desde aquí”.
Aterradora noticia que nos deja claro, no sólo que hay vida ahí fuera, sino que tampoco son capaces de controlar sus intestinos.
Seguiremos informando.


2 comentarios:

  1. Estremecedor, en momentos como este me alegro de no tener jardín, ni enanos de yeso.

    ResponderEliminar
  2. Aterrador, triste lo sucedido al enano y enternecedor el vídeo de sus amigos (cutre, pero porque el programa ignora lo que le digo y hace lo que quiere, tengo que instalarme otro).
    Esperemos que la cosa acabe bien, para los dueños de los jardines, los extraterrestres con el intestito inflamado y los enanos de jardín, tristes víctimas del fuego cruzado...

    ResponderEliminar

Lector, puedes comentar, y no te preocupes si no tienes nada importante que decir, puedes insultar también o mandar amenazas... en Ex-Mundo, estamos acostumbrados.